Black Metal, la vertiente satánica del metal